Compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Después de dar un repaso por lo esencial que debe llevar nuestra mochila fotográfica, haremos una selección de otros artículos que, pese a no ser tan importantes en nuestro equipo fotográfico, pueden sernos de gran ayuda para momentos puntuales para cualquier fotógrafo: Papel y bolígrafo, Kit de limpieza, funda de lluvia, filtros, control remoto, nivel de burbuja, puntero láser, carta de gris medio, adaptadores, duplicadores, CloseUp, grip, adaptador de corriente, testador de pilas, follow focus y monitor. Todo para tu cámara fotográfica DSLR.

Papel y Bolígrafo

papel y lapizSiempre hay cosas que anotar, ya sea para recordar el sitio que estuviste y volver otra vez, acordarte mientras haces fotografías que tienes que comprar leche, u organizar en borrador notas con tu cliente sobre determinado trabajo, tarea o cosa. Nunca está de más llevar un boli o lápiz (a veces los bolis no pintan) y un pequeño bloc de notas.

Kit limpieza

La limpieza del equipo es fundamental, ya que, por muy robusta que sea la cámara, el tiempo daña todo material. Bastante dinero nos hemos dejado en nuestro equipo fotográfico, como para echarlo a perder por un mal mantenimiento o escasa limpieza del equipo. Hay kits de limpieza que puedes dejar en casa, y utilizarlo una vez llegues de tus salidas fotográficas. Yo siempre llevo encima unas cuantas gamuzinas (sin pelo) que te regalan en las ópticas, aunque también se puede utilizar papel de fumar, que es suave y absorbe muy bien la humedad.

Funda de lluvia

Para los más aventureros, y siguiendo con la limpieza y el mantenimiento del equipo, es muy recomendable llevar una funda que proteja a la cámara de los días más lluviosos. Puedes ver que haya gente que metió la cámara en el grifo y no pasa nada, pero puede entrar hongos o estropear la electrónica a medio o largo plazo, algo que eso no lo pone en el vídeo. Cuida mucho tu cámara del agua, y más aún en el mar.

Juego de Filtros

En ocasiones pueden llegar a ser cierto engorro andar cambiando cada poco los filtros, pero muchos de ellos hacen que consigas unos mejores resultados con un simple gesto. Hay dos tipos de filtros: Circulares, que se ajustan al diámetro de tu objetivo enroscándolos, lo que lo hace más seguro y fijo a la lente, y cuadrados, que, mediante un MateBox se introducen en su compartimento, lo que lo hace ideal para filtros de poner y quitar, pudiendo así también usarlo con diferentes objetivos. En cuanto a los tipos de filtros, yo siempre llevo un filtro protector por cada objetivo (obligatorio), y después voy sacando otros según las necesidades. Te muestro unos filtros que podrías plantearte utilizar en tu nueva salida fotográfica:

Polarizador: Contrasta, satura y elimina reflejos

ND: Impide pasar cierta cantidad de luz, sin afectar a las propiedades de esta.

Filtros de colores: ideal para B&N. Dejan pasar las ondas de ese mismo color, impidiendo el paso del resto.

-Filtros de correccion de color: Transforman la luz, equilibrándolo a la iluminación en la escena, muy útil cuando no puedes cambiar el balance de blancos, o cuando quieras dar una dominante de color específica.

Filtros degradados: Crean un efecto en medio plano, dejando el otro medio “limpio”

Filtros de estrella: En los puntos de luz crean estrellas de diferentes puntas. Muy bonito en fotografía nocturna en la ciudad.

Otros filtros especiales: Hay numerosos filtros de efectos diferentes, juega con ellos.

También hay otras opciones como usar los filtros de gel, normanmente utilizados en iluminación, delante del objetivo. Marcas como Rosco tienen muestrarios muy asequibles que bien pueden valer perfectamente para poner delante de nuestro objetivo.

Control remoto

Control Remoto Fotografia

Esencial para múltiples ocasiones, pero en especial para la fotografía nocturna. A un precio muy económico tienes disparadores remotos por IR (ver si tu cámara tiene receptor IR), o por cable. En los más sofisticados puedes incluso utilizar intervalómetro para realizar varias tomas.

Nivel de burbuja

Si tu trípode ya dispone de burbuja de nivel, probablemente no lo utilizarás, o lo usarás menos, pero es una gran opción, y muy barata, para tapar la zapata del flash, y además ofrecer una función añadida, como poder poner tu cámara a nivel perfectamente en tus fotografías.

Puntero Láser

Seguimos con la fotografía nocturna. Un simple puntero láser nos ayudará a enfocar en los lugares más oscuros.

Carta de Gris Medio

gris medio fotografiaAprendiendo a medir correctamente, la carta de gris medio puede serte de gran ayuda para tomar referencia de la exposición en cada localización de tu sesión. Si a esto le añadimos una carta de blancos, para hacer balance de blancos y el máximo en el histograma, y negro, para ajustar el pedestal (negro puro) en postproducción, tendremos los ingredientes necesarios para tener perfectamente expuesta nuestra fotografía.

Adaptadores, duplicadores y CloseUp

No soy muy amigo de poner muchos cristales delante de la óptica, ya que producen muchos defectos, hechando a perder una fotografía, pero si no puedes permitirte una serie de objetivos, estas pueden ser unas buenas opciones antes de dar el salto a tu siguiente importante desembolso. Si queremos acercarnos más a detalles, un duplicador (entre cuerpo y objetivo) puede servirnos muy bien para obtener dos distancias focales en un mismo objetivo, con la desventaja que podemos perder entre 1 y 2 diafragmas con el invento. Pero si lo que queremos es captar detalles de lo más pequeño, será imposible enfocar a menos que tengamos un objetivo macro, o las lentes de aproximación CloseUp, que es como si llevaras unas gafas graduadas delante del objetivo, y así poder enfocar a menores distancias. El último caso es utilizar objetivos que te deja tu padre o tu tío de su cámara antigua, pero es otra marca y no lo puedes usar. Pues dependiendo de las marcas y modelos, puedes encontrar adaptadores para poder enganchar ese precioso objetivo a tu cámara, pero informate antes, porque muchas no traen los pines necesarios para comunicar cuerpo y lente, lo que provoca que no puedas ajustar la exposición o utilizar el autoenfoque.

Grip

No es un elemento indispensable, pero mucha gente que adquirió uno no se arrepiente de la compra. Además del aporte extra de batería, el peso se vuelve mayor, y lo que es un incordio para algunos, se vuelve un punto mayor de estabilidad a nuestro equipo fotográfico, además de la pobilidad de realizar tomas verticales con mayor comodidad y estabilidad gracias al botón de disparador secundario. Si las cámaras profesionales lo llevan de serie, por algo será.

Adaptador de corriente

No te quedes nunca sin energía. Sobre todo en vídeo, las baterías de las DSLR no aguantan tanto como las de una cámara de vídeo. En muchas ocasiones podrás encontrarte cerca de un enchufe, y si todas las baterías ya se han descargado, esto puede sacarte de más de un apuro. Estos adaptadores vienen de las cámaras de vídeo que incluían este accesorio junto con el cargador de la cámara, y, tras el boom del vídeo DSLR han adaptado esta idea para el mismo fin.

Testador de pilas

Battery CheckPara terminar con los temas eléctricos, si llevas muchas pilas encima, al final del día ya no sabes cuales fueron usadas y cuales no… es muy barato y te dará una utilidad tan grande como saber las pilas que ya están gastadas y las que puedes utilizar. No te marees más con tanto probar pilas en medio de una sesión, y ahorraremos tiempo.

Follow focus

En el vídeo se utiliza desde hace mucho tiempo, ya que aunque las ópticas tengan funciones de AF, en muchas ocasiones no es lo suficientemente rápido y preciso que nos gustaría, por ello optamos por el enfoque manual. En fotografía también utilizamos el enfoque manual, ya sea por decisión propia, o porque nuestro objetivo no trae esta opción, y con ello podemos hacerlo de la forma tradicional, a mano y con mucha experiencia, o con un follow focus, una pequeña ayuda para girar suavemente y con precisión el anillo de enfoque (también podríamos ponerlo en el zoom, nunca probé), e incluso crear nuestras marcas de enfoque.

Monitorizar la señal de vídeo

Más apto en vídeo, aunque también puede sernos de gran utilidad en una sesión fotográfica en la cual no se mueva mucho la cámara, es la monitorización de lo que vemos a través del visor o la pantalla de nuestra cámara en un monitor más amplio, y con más información.

video tablet dlsrAntiguamente esto se reservaba a las cámaras de vídeo de gama profesional que, a través de un cable BNC se conectaba la cámara a un monitor externo y así poder visualizar a tiempo real lo que pasaba tras el objetivo. Pero los tiempos han cambiado, y, además de la calidad superior que nos ofrecen cables como el HDMI actualmente, se suma el mundo de los Smartphones y Tablets, que ofrecen a través de aplicaciones específicas para fotógrafos la posibilidad de convertir tu teléfono en un potente monitor para tu cámara, incluyendo incluso información sobre Diafragma, velocidad de obturación, ISO, e incluso histograma o monitor en forma de onda. Todo ello con elementos que muchos tienen por casa o pueden obtenerse por poco precio.

Hay muchos más accesorios en el mercado, está claro. Cada uno tiene que adaptarse a lo que valla necesitando en su momento.

Imágenes de los productos sacadas de Internet

 

 

 

Por | 2017-03-01T19:19:21+00:00 junio 8th, 2015|Consejos, General|