COMO HACER FOTOGRAFIA DE ARQUITECTURA

Compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

fotografia de arquitectura fotografo alvaro cvgEn la disciplina del Fotógrafo de arquitectura hay que tener en cuenta que la fotografía es una representación en dos dimensiones de objetos en tres dimensiones, en este caso, edificios. Dicen que la paciencia es la madre de la ciencia, y en este caso aún más. La fotografía de arquitectura tiene como principal objetivo mostrar de la forma más atractiva ka esencia de una construcción o estructura con el objetivo de conseguir ser reconocido, visitado, comprado …

Lo primero es elegir el material. Los objetivos con focal larga reducen mucho las distorsiones geométricas. Es recomendable utilizar de un 50mm, o incluso un 85mm para arriba, dependiendo del espacio que tengas. Si puedes permitirte un objetivo descentrable, es una buena opción para la fotografía de arquitectura, ya que podrás corregir casi al completo la distorsión geométrica en la mayoría de las tomas, lo que se traduce en menos tiempo para la postproduccion de la imagen. Al disparar tomas con una obturación lenta el fotógrafo de arquitectura no debe olvidarse de un trípode estable y un disparador remoto, a parte de algún filtro degradado neutro, polarizador y filtros de corrección de color y equilibrio de color, ya que puede haber gran variedad de luces que nos interesará filtrar en algún momento, más si además piensas contar con fuentes de luz artificiales para reforzar la luz ambiental.

fotografia de arquitectura fotografo alvaro cvgEn la fotografía de arquitectura lo importante no es la cantidad de luz, sino la calidad de la luz, por lo que es importante estudiar las horas de luz y sombra del edificio, o incluso la época del año. Un error muy frecuente es tomar la fotografía con medio edificio con la luz del sol y el otro medio en sombra. El ojo humano es capaz de captar detalle en zonas de baja luz y en altas luces, pero una cámara está más limitada. Este fenómeno es conocido como el rango dinámico. Para evitar esto es importante decidir si queremos el edificio totalmente iluminado por la luz del sol o en sombra, esto determinará la dureza de la luz y el contraste en los edificios. La posición del sol también es importante, ya que, bien utilizado, puede dar volumen a una imagen plana, pero si está a nuestra contra puede crearnos unos haces de luz nada agradables y que reducirán la nitidez de la toma, a no ser que sea lo que estemos buscando. Otra opción es tomar la fotografía al amanecer o al atardecer, resaltando la luz cálida y suave, pero hay que estar bien preparado, ya que dura apenas media hora, ó en la llamada hora mágica u hora bruja, justo después de ponerse el sol pero antes de hacerse de noche, lo que resaltará la luz de las farolas recién encendidas y los edificios a la par que la luz restante del cielo, creando unos contrastes cromáticos ambientales muy atractivos.

En el interior lo más recomendado es utilizar la luz suave entrando al interior, y reforzar las zonas de sombra con luz artificial, ya que el contraste de luz es bastante fuerte. Hay que tener cuidado con las diferencias de temperatura de color, ya que probablemente se utilicen luces con bastante diferencia cromática. Un buen truco es utilizar luz de flash de relleno, ya que por sus propiedades, reduce las dominantes cromáticas y crea volumen, pero pasando desapercibido y sin crear una falsa atmósfera, siempre y cuando ese sea nuestro objetivo, por supuesto.

fotografia de arquitectura fotografo alvaro cvgEn cuanto a los elementos del encuadre, el fotógrafo de arquitectura tiene que tener claro que el edificio es lo importante en el encuadre, y debe aparecer resaltado y sin elementos que distraigan la mirada. Cierto es que en ocasiones hay elementos inamovibles, pero la cámara se puede mover para así evitar este tipo de errores. En los interiores hay más posibilidades a la hora de jugar con los elementos, e incluso añadir elementos de atrezzo para complementar la atmósfera del lugar.

La regla principal en la fotografía de arquitectura es el punto de fuga, creando una sensación de dinamismo a un objeto inanimado. Jugar con elementos en primer plano, separándolos del fondo también es importante, dándole así mayor importancia al elemento principal. Todo lo demás es experiencia y creatividad.

Por | 2017-03-01T19:48:52+00:00 noviembre 3rd, 2014|Cómo hacer..., General|