RAW es un formato de archivo de imagen que, al contrario al JPEG, conserva toda a información de la imagen. El archivo RAW no sufre por la compresión con perdida y tampoco se modifica por el procesamiento que el aparato pueda provocar. Os damos unas cuantas razones para escoger este tipo de archivo a la hora de tomar tus fotografías.

El formato RAW

A pesar de ocupar mucho más espacio, el formato RAW, también conocido como negativo digital es un formato de archivo que conserva todas las propiedades de imagen, así como todos los metadatos. Para el visionado y la edición de este tipo de fotografías necesitarás software específico, pero las ventajas son mayores a los inconvenientes.

La interpretación de un archivo RAW es posible gracias a una serie de algoritmos que facilitan estas tareas y que provienen de programas especializados basados todos ellos en lo que se hacía en el cuarto oscuro. Esta manipulación se realiza generando metadatos con las especificaciones de las modificaciones que se efectúan basándose en el histograma.

La extensión del archivo RAW no siempre es .RAW, depende de la marca con la que se haya tomado la fotografia tiene una u otra extensión:

DNG: El el archivo RAW universal, desarrollado por Adobe
Fotografia raw vs jpeg
NEF/NRW
: Raw de Nikon
CR2/CRW: Raw de Canon
PTX/PEF: Raw de Pentax
ARW/SRF/SR2: Raw de Sony
RAF: Raw de Fuji
ORF: Raw de Olympus
3FR: Raw de Hasselblad
ICI/CAP/IIQ/EIP: Raw de Phase One
ARI: Raw de Arriflex (En vídeo)
K25/KDC/DCS/DCR/DRF: Raw de Kodak
MRW: Raw de Minolta
X3F: Raw de Sigma
RAW/RW2: Raw de Sigma

Las desventajas del formato RAW

No es un formato estándar. Incompatibilidad de resultados entre programas.

Solo se utiliza para ver, manipular y archivar.

Ocupan más espacio en disco.

Solo puede ser creado por algunas cámaras digitales y ciertos tipos de escáneres.

Al ser no procesadas por la cámara, las imágenes tienden a ser opacas, faltas de color y bajas en contraste.

No existe una formula correcta para procesar un archivo RAW.

Las ventajas del formato RAW

Fotografia RAW

RAW

Fotografia JPEG

JPEG

Este formato es el punto de partida de los flujos de trabajo no destructivos para imágenes digitales y es una herramienta vital para todos los fotógrafos profesionales. El uso de opciones creativas no perjudican los datos de la imagen original.

La cantidad de información que posee. Gran espacio de color, Balance de blancos “ficticio” que se puede modificar fácilmente en postproducción.

Posee un algoritmo de compresión de datos sin pérdida. Permite el uso de Metadatos.

Mayor profundidad de color: 10, 12, 14 bits por canal.

El balance de blancos no tiene ningún efecto sobre los pixeles capturados.

¿Y tú? ¿Capturas en RAW, JPEG, o las dos?