Métodos para conseguir mayor enfoque y nitidez en tus fotos

Compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Según la RAE, el enfoque es lograr que la imagen de un objeto que se produce en el foco de una lente sea captada con claridad sobre un plano u objeto específico, es decir, que el objeto al que nosotros enfocamos con la cámara se vea claramente. El enfoque es un elemento clave para conseguir tus mejores fotografías. Este determinará cual es el punto de mayor interés en la toma, y resaltar el motivo de nuestra composición. En este artículo os daremos algunas pautas que pueden ser clave para mejorar la claridad y nitidez de tus imágenes en el momento de la toma.

Tipos de enfoque en la cámara

Enfoque manual: Es el tipo de enfoque tradicional de las cámaras réflex. Mediante un mecanismo de de lentes que actúa al girar una rueda llamada anillo de enfoque, estas lentes se disponen de tal forma que enfocan o desenfocan los objetos a determinada distancia.
Enfoque automático: Actualmente las cámaras réflex y compactas disponen de automaautofocustismos que mueven este conjunto de lentes, logrando así el enfoque de un objeto a determinada distancia. Para lograr eso, se valen de sensores que calculan la distancia, y así poder mover en anillo de enfoque en la posición correcta. Para lograr enfocar a nuestro sujeto este dispone de una serie de puntos de enfoque, los cuales podemos configurar para que la misma máquina detecte el punto importante a enfocar o lo realicemos nosotros. También tiene diferentes configuraciones de tal modo que podemos seleccionar si deseamos que enfoque el elemento, y mantenga ese mismo punto de enfoque fijo, o realice un seguimiento a un sujeto en movimiento.

Utilizar objetivos de calidad

Efectivamente, la calidad de los cristales los cuales están construidos los objetivos, así como los filtros, afectan directamente a la calidad de la imagen, y por lo tanto a la nitidez de la misma. También es importante mantenerlo limpio y cuidarlo que no se raye y esté en perfecto estado. Los objetivos de focal fija suelen ser más precisos, debido a que el sistema de lentes es más sencillo, y pueden ofrecer mayor calidad que un zoom. No obstante, si tienes un objetivo zoom te recomendamos que no utilices los extremos en la medida de lo posible. La diferencia de fotografiar, por ejemplo con un 18-55 a 18mm o a 22mm, es que el enfoque mejorará notablemente de la segunda forma, esto es debido al sistema de lentes interno, y como actúa la luz en su interior. Utiliza aperturas medias de diafragma para evitar aberraciones (muy abierto) y difracciones (muy cerrado), y a mayor profundidad de campo, más zona enfocada de la imagen tendrás. También puedes valerte de la distancia hiperfocal (distancia mínima de enfoque con cada distancia focal para que todo lo de atrás quede completamente nítido).

Seleccionar el punto de enfoque y la configuración de este

Por muchos puntos de enfoque que tenga la cámara, procura utilizar solo los puntos de enfoque en cruz, debido a que, según como funcionan, estos son más precisos que el resto. Elige correctamente el modo de enfoque, dependiendo de si estás fotografiando un sujeto estático, el cual enfocas y mantienes para que no se pierda, o un sujeto en movimiento. Evita la trepidación utilizando velocidades de obturación lo más rápido posible (es recomendable utilizar la inversa de la focal, es decir, si utiliza un 100 mm la velocidad será 1/100, si usas un 50mm la velocidad será 1/50),agarrar bien la cámara o utilizando trípode y usar remoto o retardo, utilizar el estabilizador de imagen solo cuando uses la cámara con las manos, controlar la respiración y no realizar movimientos bruscos. Es mejor mover el punto de enfoque que enfocar y componer, ya que cuando compones estás modificando la distancia al objeto que tenías ya configurada. Trata de utilizar los puntos de enfoque más puntuales, eso te dará mayor exactitud.

Disparar en RAW

Cuando haces una fotografía el archivo puede guardarse como RAW, que es un negativo digital, por lo que obtienes mayor cantidad de información, o en un archivo comprimido JPEG, que realmente lo que hace es disparar en RAW, realizar pequeños ajustes y convertirlo en JPEG. En ese proceso de conversión se pierde información que, además de las luces, también afecta al enfoque. El inconveniente, si quieres verlo nítido deberás editarlo posteriormente, pero si tienes pensado de antemano que vas a editar esa imagen, disparando en RAW tendrás más margen y producirá menos problemas que habiendo disparado en JPEG. Dentro del menú de la cámara también tienes diferentes configuraciones de imagen que puedes personalizar dando más contraste y nitidez a las tomas.

Iluminar correctamente la escena

Las cámaras necesitan más luz que es ojo humano, y esto también repercute directamente al enfoque, tanto en defecto, porque no podrá ver el objeto , como por exceso. En el primer caso se podría ayudar de la luz de ayuda al enfoque que incluyen muchas cámaras, o utilizar iluminación continua artificial. Para el exceso de luz se recomienda utilizar parasoles siempre, evitar la entrada de luz directa al objetivo, y si esto no es suficiente, pensar en poder recurrir a filtros ND frente al objetivo. Las cámaras enfocan por puntos de contraste, es decir, si enfocas en una zona de mayor contraste, la exactitud del enfoque será mayor.

Métodos de enfoque alternativos

Hay muchas veces que el automático no es capaz de enfocar correctamente en determinadas situaciones, ahí tendremos que fiarnos de nuestro ojo, y con experiencia y paciencia usar el modo manual, el cual muchas veces podremos obtener resultados aún mejor que con los automatismos de la cámara.

Enfoca con zoom. Hacer zoom al sujeto para poder enfocarlo con mayor precisión y luego volver a la posición deseada, esto viene de la forma de enfocar tradicional de las cámaras de vídeo. Si tu cámara tiene LiveView puedes hacer esto mismo digitalmente, presionando el botón de la lupa. Este método es aún más preciso.

Y el último consejo

images (1)Disociar el botón de af. Es decir, no utilizar el mismo botón para enfocar que para disparar. Muchas cámaras permiten configurar el botón de bloqueo de enfoque, de tal forma que se utilice este para enfocar (af-on) o directamente un botón específico. Es recomendable usarlo, ya que mejora notablemente la precisión y velocidad de enfoque. Hay mucha gente que por la costumbre no llega a verse cómoda trabajando de esta forma, pero realmente merece la pena.

 

Por | 2017-03-01T19:46:27+00:00 diciembre 8th, 2014|Consejos, General|